Observaciones Clinicas PDF Print E-mail
Written by Administrator   
Tuesday, 03 August 2010 22:28

Observaciones Clínicas De BioMag  

Pacientes artríticos leves.

Estos pacientes exhiben típicamente problemas significativos de las ADL (actividades de la vida diaria) y presentan dolor en ciertas horas del día. Generalmente, estos pacientes reportan mejoria en 10 sesiones de aproximadamente 30 minutos cada, a la terapia alphapulsatil y están satisfechos con los resultados.   En muchos casos, el problema es complejo y hay complicaciones circulatorias también.

Pacientes artríticos crónicos.

Estos pacientes, que tienen artritis avanzada de muchos años (principalmente OA.  osteoartritis), necesitan generalmente 20 sesiones o más de la terapia que dura aproximadamente 30-40 minutos cada una para alcanzar un cambio significativo en las ADL (actividades de la vida diaria).   Estos pacientes, sin embargo, responden  rapidamente a la terapia, que cualquier cambio positivo que perciban,lo revelan como un don del cielo.

Típicamente en una semana veremos (obvio por terceros) un cambio percibido en su caminata, si se aplica la terapia en  rodillas o las caderas, su postura (si se aplica en espalda o área cervical) y su flexibilidad (si para manos/muñecas).   Las técnicas de medicion incluyen la escala de WOMAC (criterios occidentales de la aceptación de Ontario McMasters) de las ADL, y la escala del índice del dolor de Ritchie para indicar una medida de objetividad.

10% de los pacientes responden positivamente con mejoria significativa en el primer día; 60% responde por el tercer día y 90% por el cuarto día, 5% aproximadamente no tienen respuestas satisfactorias, pero si el paciente tiene el tiempo y la paciencia para que el terapeuta experimente con el acercamiento y las configuraciones de la terapia, creemos que podemos conseguir que estos pacientes respondan también.   Estas respuestas estan bien correlacionadas con la investigación double-blind publicada, excepto que creemos que  nuestros resultados son mucho mejores que la literatura señalada debido a los métodos más avanzados del equipo y de la terapia.   Hemos discutido nuestros resultados con otros investigadores, que han hecho publicaciones en este campo, y han concordado con nuestras observaciones; que podemos contar con mejores resultados que los señalados en la literatura.

 

La discusión siguiente da ejemplos de respuestas de pacientes a la terapia:

David C., 51 años - ; con meniscopatia y  condromalacia patelar de la rodilla derecha.   Sufrimiento por dolor severo descrito como sostenido y punzante; por lo tanto no podía realizar sus actividades de la vida diaria como levantarse por la mañana sin ayuda; conducir su coche a corta distancia y estar parado por más de cinco minutos sin sensación de malestar.   Trataron al paciente con 10 sesiones de APT e inmediatamente respondió después de su segunda sesión, ahora puede caminar sin su baston , su marcha volvio denuevo a la normalidad; y el paciente reasumió sus ejercicios de yoga sin problema alguno.

Juan H.; edad 58; diagnosticado con desgarro del manguito rotador del hombro derecho hace 8 meses. Sus principales sintomas eran limitacion funcional en todos los arcos de movimiento a nivel del hombro y dolor severo. Después de 20 sesiones de APT; desapareció el dolor; éste fue reducido dramáticamente a cero.   Posteriormente, él comenzó un programa de ejercicio fisioterapeutico basado en estiramientos para aumentar su movilidad.  En dos semanas él pudo recuperar el rango completo de movimiento en su hombro derecho y ha vuelto al juego del golf  libre de dolor.

Lilian D., mujer de 78 años con artrosis bilateral de las rodillas , Ha sufrido de dolor severo e hinchazón en ambas rodillas por más de un año.   La paciente no podía recorrer largas distancias, sin la ayuda de su hija, debido a la debilidad  múscular. Al concluir  20 sesiones, el paciente podía   recorrerlas normalmente sin ayuda; su nivel del dolor había ido reduciendo y aumentando su movilidad con un programa de fisioterapia diseñado especialmente para el fotalecimiento del músculo.   Después de su mejoria considerable, ella ahora ha vuelto a cuidar de su jardín y  hacer sus tareas de casa .

Albert A., varón de 85 años sufre de una neuropatía diabética  y alteraciones periféricas de la circulación , se quejaba de pérdida significativa de sensibilidad en el área distal de piernas;   también de rigidez en las puntas y pérdida del equilibrio mientras caminaba.   Después de terminar 10 sesiones de la terapia alphapulsatil, el paciente tenía sensibilidad completa de pies y de piernas,  tenía de nuevo firmeza al pisar y desapareció la sensación de que caminaba sobre " burbujas ".

David D., varón ,72 años , generalmente goza de excelente salud y físicamente parece mucho más joven de los años que tiene. Sufre de tendinitis coracoide del hombro derecho, quejandose de dolor severo al mover el hombro.   Solamente el movimiento basico funcional podía ser tolerado.   El paciente había procurado previamente resolver la situación con acupuntura, inyecciones de cortisona y  sustancias antiinflamatorias.   Él comenzó APT con un nivel del dolor de 10 y después de  20 sesiones fue dado de alta  por su médico  con 100% de mejoria.

Luisa A., mujer de 77 años, con el artrosis bilateral de rodillas , al levantarse o al caminar referia dolor en la rodilla derecha y  otro de poca intensidad en la rodilla izquierda.   El dolor alcanzó un nivel de 10.   Esta condición ha plagado al paciente por más de 20 años y después de 30 sesiones de APT, el nivel del dolor fue reducido dramáticamente a un nivel  dos y la paciente puede levantarse, caminar y realizar sus actividades normales de la vida diaria.   Teniendo un resultado de gran impacto, el paciente ahora busca aún más mejoria y ha considerado regresar para aplicarse las sesiones adicionales de terapia, despues de la quinta semana de evolucion.  

Veronica H., paciente mujer de 78 años de edad. Diagnosticada con coxartrosis derecha sintomática , dando por resultado dolor severo en la parte interna de la pierna derecha y dolor adicional en ambas rodillas. En estas condiciones, el médico que lo examinaba era optimista  a que el paciente respondería favorable a la terapia alphapulsatil y comenzó una serie de 10-sesiones.   Después de la quinta sesión, no había dolor en el muslo derecho.   Ambas rodillas tenían cierta rigidez, alrededor de 20% de su severidad inicial. Al cabo de nueve sesiones, el paciente tenía cero dolor. Con un programa complementario de  fisioterapia, los músculos de la pierna se fortalecieron otra vez.  

George S.,  paciente masculino de 36 años,  diagnosticado recientemente con hernia de disco (L5-S1) que le producía dolor radicular a la derecha irradiado a pierna.   Los síntomas se intensificaron constantemente durante ocho meses y repentinamente cuando el paciente no podía casi caminar, él consultó con el Instituto BioMagnetic de Panama.   En una escala de cero a 10, (10 que es el dolor máximo) el dolor de la pierna derecha era alrededor de siete y el paciente inicio el tratamiento con terapia alphapulsatil.   Después de la novena sesión, el dolor disminuyó a dos, y aumento dramaticamente la flexibilidad del paciente , podía trabajar otra vez y sentarse en una silla por períodos prolongados de tiempo.   Él todavía tiene una sensación de hormigueo en su pie derecho, que continúa disminuyendo ya puede ejercitarse y ha comenzado un programa fisioterapico controlado de fortalecimiento muscular.

Feliciano R., paciente masculino 47 años de edad, después de una lucha cuatrimestral de resfriados, gripe y en general sensación de enfermedad ,  comenzó la terapia alphapulsatil.  Tenía poca capacidad y energía para trabajar un día completo. Él estaba constantemente cansado y letargico. Después de solamente dos días (cuatro sesiones) él se sentía bien.   Y después de 10-sesiones concluidas en  un período de cinco días, Feliciano realmente olvidó su enfermedad.   Él estaba totalmente bien otra vez.

Joe T., un paciente varón de 52 años diagnosticado con fascitis plantar referia dolor severo (9 en la escala del dolor).   Cuando él llegó al primer tratamiento él no podía casi caminar. Terminó 10-sesiones de APTy salió con un nivel de dolor de solamente dos ,se espera que antes de finalizar las cinco-semanas despues del tratamiento  esté  se haya reducido cerca del nivel cero del dolor.

Diagnosticaron a Ted J., un paciente masculino 62 años de edad, con úlcera diabética del pie .   Su halux tenía        una úlcera abierta, con un edema considerable y presentaba una coloración roja en todo el pie.   Él detuvo inmediatamente su consumo de azúcar y comenzó 20-sesiones en  donde el edema presento una reduccion dramatica producida por la APT. El flujo de la sangre mejoró, la úlcera llegó a ser más pequeña y la piel casi fue restablecida a su coloracion original.

Emma K., paciente femenino 62 años de edad,  con artrosis lumbar y escoliosis lumbar , que afectó su rango de movimiento y le causaba dolor severo. Ella estuvo tomando calmantes por un largo periodo de tiempo. Después de la quinta sesión de Terapia Alpha Pulsatil,  experimentó un tremendo alivio del dolor. Dejo de utilizar calmantes 2 días antes de comenzar las terapias, lo que le permitió a los doctores y fisioterapeutas medir mejor su progreso y respuesta. La paciente ya no necesita calmantes. Se le organizo un plan de ejercicios terapeuticos  para ejercitar y fortalecer los musculos de la espalda.

Wolfgang K., paciente de diálisis de 41años que desarrolló osteoporosis como resultado del tratamiento de cortisona para preservar su riñón , lo cual tuvo como consecuencia, que lo intervinieran quirurgicamente para hacerle un reemplazo de cadera.   Cuando la cabeza del umero en su brazo derecho también amenazó con desintegrarse porque se desarrolló una artrosis masiva con fusion, un reemplazo  fue indicado también para esta articulacion.   Como resultado de la función renal   deteriorada y también debido a una caída, que dio lugar a que el  paciente se fracturara una costilla, la cirugía había llegado a ser temporalmente imposible.   En esta condición, él comenzó la APT.   Después de la quinta sesión, su hombro estaba libre de dolor, después de la sexta sesión él volvió al trabajo ,y después de la undécima sesión él podía de nuevo acostarse de lado con la costilla fracturada.   Tomó solamente 19 días para alcanzar este punto.   Después del tratamiento, sus músculos del hombro fueron fortalecidos a traves de un programa de ejercicios fisioterapicos.   Desde diciembre de 1998 el paciente ha estado libre de dolor y con buena amplitud de movimiento del hombro . 
Elke V., paciente 55 años de edad, sufre de artrosis de columna dorsal .  Le diagnosticaron dos  hernias de disco por lo que tuvo que ser sometida a dos operaciones de disco. Ella habia experimentado dolor por más de 15 años.   En fisioterapia, incluso los ejercicios mas leves le provocaban dolor. El dolor fue tratado con los analgesicos muy fuertes.   Sin embargo, éstos tenían un efecto principal a nivel de conciencia del paciente.   Después de tres meses del tratamiento la paciente señaló que el dolor se redujo a 20% de su severidad inicial.   La paciente no necesitó tomar más calmantes .   Posteriormente, los músculos de la espalda fueron fortalecidos otra vez con un programa controlado de la fisioterapia. 
Tenemos resultados a partir de un paciente femenino de los E.E.U.U. con el osteoporosis avanzada de la cadera y espina dorsal .   Después de solamente 4 semanas de APT, ella experimentó un aumento del 8% en la densidad del hueso.   Ni el paciente ni su doctor podian creer este resultado, pero fue confirmado en una segunda prueba independiente. 
Una paciente femenina de 64 años de edad y con reumatismo leve del tejido fino, pérdida aguda de la audicion, alergias, reacciones tóxicas fuertes como resultado de la amalgama y muchos años de trabajo con productos químicos (confirmados por los doctores), había sufrido de fatiga severa y se había sentido extremadamente mal por 15 años.   En el plazo de 10 horas de tratamiento, el dolor en su espalda y piernas se redujo definitivamente, ella podía respirar sin dificultad recuperando su sentido del olfato,su vitalidad creciente; alergias (fiebre del heno) se redujeron y eliminaron posteriormente en su totalidad, y aumento su  tolerancia a ruidos fuertes.   Hubo una desaparición completa de la hinchazón y la paciente señaló que, era la primera vez en años, que no se sentia enferma. 
Una paciente femenina de 30 años de edad con una poliartrosis marcada en sus pies sufrió una limitacion severa del movimiento.   La fisioterapia intensiva y los varios cursos del tratamiento no dieron lugar a ninguna mejoria significativa.   Solamente la ATP permitió para que ella pudiera caminar sin dolor y aumentó marcadamente su movilidad. 
Una paciente femenina de 54 años de edad se presento seriamente hinchada por problemas venosos en ambas piernas, coloración azul profunda de los gemelos,dolor en la pierna derecha y   principio de ulcera. Después de una semana del tratamiento, la hinchazón de la pierna disminuyo.   El flujo de la sangre mejoro, la úlcera llegó a ser más pequeña y la piel se restablecio. 
El  profesional del ciclismo de montaña Mike Kluge ( campeón del mundo varias veces en "Cross Country'' y  ganador de la copa del mundo Grundig), no podía poner el peso completo en su rodilla derecha, después de una seria caida, fue tratado con la APT con exito y alivio del dolor. 
Una bailarina de 23 años fue sometida a una cirugia del ligamento cruzado anterior. Después de tres meses, todavía no habia una recuperacion eficaz de los músculos debido a la sensibilidad recurrente de los tendones del músculo alrededor de la articulacion de la rodilla.   Las medidas de rehabilitación no se podrían realizar dentro del calendario disponible y el regreso de la bailarina al escenario estaba cada vez más cerca.   Después de una semana de la APT, la paciente ya no tenía la sensación de una rodilla adolorida y debilitada por la cirugia.  Podía extenderla totalmente por primera vez.   En la segunda semana de tratamiento con APT la  bailarina podía sostener el peso en su rodilla sin ninguna sensibilidad y pudo continuar la fisioterapia de una manera eficaz. 
Anja Behrend, bailarina de 19 años en Hamburgo Staatsoper, se recuperó después  de dañar seriamente el cartílago en su rodilla , gracias a la terapia alpha pulsatil. 
Una paciente femenina de 44 años de edad, que había sufrido lesiones múltiples en un accidente , tenía dolor severo, dificultad en concentrarse y también una alergia marcada en un rango amplio de diversos alergénicos un año después del accidente.   Debido a esto, ella tenía una reacción alérgica a casi todos los calmantes.   Ésta fue una de las razones que la motivo a eligir la APT.         A partir del primer tratamiento en adelante, la paciente experimentó una mejoria definitiva en humor y vitalidad.   Ya no se sentía cansada a toda hora y podía seguir despierta en la tarde por más tiempo.   Su dolor se redujo y la sensación en sus piernas mejoró considerablemente. Este efecto aumentó durante las 5 horas siguientes del tratamiento. Las tareas diarias de esta paciente requieren de gran concentración, para la elaboracion de discursos, se sintio mas animada para realizar estas tareas y su familia noto su cambio de humor. Una reacción severa de la piel (alergia al perfume), que había persistido por una semana, también desapareció totalmente en el plazo de dos días. 
Dr. Heinrich, doctor del equipo telecom, durante un viaje a Francia y en otros viajes ha usado la APT con exito, para alcanzar el alivio rápido del dolor debido a las tensiones, para la curación de heridas en el caso de lesiones y una restauración más rápida de la vitalidad en estos atletas. . 
La terapia APT se utiliza con igual éxito para tratar al equipo completo de Ciclismo Nacional Alemán de la Federación Alemana de Deportistas Discapacitados (DBS) para los Campeonatos Europeos y del Mundo en las Para-Olimpiadas de Sydney 2000. 

Paciente artrítico crónico

          paciente: Haitiano, negro, edad 68, sufriendo de OA difusa de las manos, muñeca, rodillas, espalda baja y los pies.  

El paciente es un pastor en una iglesia de Nassau (Haiti) y no puede estar parado durante los servicios de iglesia sin sostenerse en el podium con la ayuda de sus ayudantes.   El paciente no puede caminar sin el uso de una andadera y necesita la ayuda de su nieta de ocho años para sentarse o levantarse de la silla.  Llega a la terapia en silla de ruedas.  La primera terapia de una semana trajo una reducción de 60% del dolor en la rodilla.   Después de una consulta entre el personal, se decidio continuar la terapia en el resto de las áreas afectadas del paciente.   Trataron al paciente en las manos, area cervical, lumbar y los pies.   Estos tratamientos ocurrieron diariamente en nuestra clinica.  

Finalizando la segunda semana, el paciente dispenso la andadera y comenzó a usar un bastón, pero mantuvo a su nieta como ayudante. Al final de la tercera semana, el paciente ya no necesitaba de su nieta, y podía venir a nuestra clinica por su propia cuenta, pero con el bastón.   Las manos del paciente  habían aumentado su flexibilidad notablemente, y el dolor de la rodilla casi desapareció. El paciente podía estar parado, levantarse y sentarse en la iglesia sin ninguna ayuda.

Antes de finalizar la cuarta semana, el paciente no necesitó más de su nieta, y podía venir a las instalaciones sin el uso del bastón, pero le animamos a que continuara utilizando el bastón de todos modos.   El paciente se quejó de debilidad, como el había estado casi inmóvil por tanto tiempo, habia dismimucion del tono y fuerza muscular.  Le animamos a que caminara diariamente, y continuara utilizando el bastón hasta que fuera examinado por su doctor. 

          Paciente, edad 65, osteoartritis crónica de la cadera

El paciente (inglés blanco) vino por su cuenta, y mostro una dificultad severa para caminar; cada paso que daba le ocasionaba dolor, claudicaba y arrastraba uno de los pies durante la marcha .   El paciente estaba renuente a intentar la terapia, nada le había funcionado.   Trataron al paciente con 10 sesiones  de la terapia, al finalizar mejoro la marcha, , y no arrastro mas el pie.   

          Paciente, edad 75 años, manos y pies con osteoartritis crónica.

El paciente, (Bahamian, negro), vino a la clínica remitido por su médico. Las manos estaban en una posición  de dedos en flexion completa,   y habían estado en esta condición por varios años.   Los pies estaban deformados y el dolor era tal que el paciente no podía desgastar los zapatos normalmente.   Trataron al paciente por  dos semanas con sesiones de la terapia APT con el alfatrón 4100 usando la bobina de 500m m.   Al terminar la terapia, el paciente podía abotonar una blusa, coser con la aguja , y hacer uso normal al 90% de sus manos.   El paciente pudo volver a usar  zapatos con pequeñas quejas. 

          Paciente, edad 60, artritis leve del pie

Esta paciente, monja en un convento local, reportó dolor severo en sus pies, teniendo que caminar largas distancias cada día.   El paciente también tenía descoloración significativa de la piel alrededor de sus tobillos, indicando un problema circulatorio.   Diez sesiones de la terapia APT  hicieron  que 90% del dolor desapareciera, y el tono y el color de la piel cambiaron a su tono normal en el tercer día. 

Comentario

La terapia para cualquier paciente implica una serie compleja de indicaciones relacionadas, que incluyen varios tipos del tejido fino tales como tejido fino conectivo denso (cartílago) y tejido fino suave (guarnición sinovial en articulaciones).   El terapeuta entrenado, usando nuestros protocolos, intenta optimizar la eficacia de la terapia sistemáticamente tratando el problema de una manera ordenada.   Las técnicas multi-modales de la terapia del pulso alfa son necesarias para aproximadamente 60% de los pacientes que vemos. 

Last Updated on Thursday, 27 October 2011 02:22
 

BioMagnetic Wellness Center


Multicentro, 3er piso, Local 353

Panama, Republica de Panama

Telefono: (507) 392-5470

Fax: (507) 392-5471

Email: biomag@biomag.net